Apuestas ilegales Durísimo castigo para un tenista chileno que arreglaba partidos.

Michel Vernier Quinteros admitió haber recibido dinero para acomodar resultados y también omitió informar casos de corrupción. No jugará hasta 2029.

 

El jugador tiene prohibido competir o asistir a cualquier evento de tenis organizado por los órganos rectores del deporte con fecha anterior al inicio de su suspensión provisional, el 31 de marzo de 2022, hasta el 30 de agosto de 2029″, añade el texto.

Vernier Quinteros, de 29 años, tenía el puesto 664° como ranking más alto de la ATP. Actualmente figuraba en el 730° lugar de la clasificación. Este 2022 había jugado varios torneos del circuito Challenger, pero jamás pasó de una primera ronda. 

El tenista «admitió haber recibido dinero por arreglar puntajes en partidos en 2018, además de no informar sobre casos de corrupción a la ITIA», explicó el organismo en el comunicado.

La ITIA es un organismo independiente establecido por los órganos rectores internacionales del deporte para promover, alentar, mejorar y salvaguardar la integridad del tenis profesional en todo el mundo.

Antecedentes en Chile

El caso de Vernier Quinteros no es aislado en Chile. El exjugador y ahora entrenador chileno Sebastián Rivera había sido suspendido provisionalmente hace un mes por la Agencia Internacional para la Integridad en el Tenis por supuesto arreglo de partidos.

Según explicó la ITIA, esta suspensión provisional puede hacerse antes de que se procese una violación del código, antes de una vista oral o después de una vista oral, pero antes de que se declare una decisión por escrito.

Rivera, que llegó a ser el 705 del ranking ATP, venía trabajando los últimos años como entrenador. La suspensión temporal comenzó el pasado 10 de mayo y le impide jugar, entrenar o asistir a cualquier tipo de torneo de tenis hasta que el proceso disciplinario se complete.

No solo jugadores

La ITIA cada vez tiene más trabajo por el drama de las apuestas en el tenis. Y no sólo investiga jugadores. Hace una semana, el organismo confirmó que el juez de silla italiano Francesco Totaro había sido suspendido provisionalmente, a la espera de la consideración completa de los cargos de amaño de partidos.

La suspensión provisional se otorgó bajo la sección F.3 de las reglas del Programa Anticorrupción de Tenis de 2022: “La ITIA puede en cualquier momento imponer una suspensión provisional, incluso antes de que se haya emitido un aviso de infracción mayor, antes de una audiencia o en cualquier momento después de una audiencia pero antes de que se emita una decisión por escrito.” Totaro es un árbitro de nivel nacional de Italia y su suspensión provisional está vigente a partir de la fecha del 22 de junio de 2022.

A principios de mes, la ITIA también había dado a conocer que tres jueces de silla tunecinos fueron expulsados del tenis tras ser declarados culpables por amañar partidos.

Majd Affi, un juez de silla de insignia verde (capacitado para arbitrar en los niveles más altos dentro de su país), fue suspendido por 20 años después de ser declarado culpable de doce cargos relacionados con competiciones disputadas entre 2017 y 2020.

Mohamed Ghassen Snene, de la misma categoría que Affi, y Abderahim Gharsallah fueron sancionados durante siete años cada uno por participar en la adulteración, en cuatro ocasiones, de un torneo en Túnez en 2020.

¿Cuál fue el delito? Los árbitros manipularon los datos ingresados en sus dispositivos electrónicos de puntuación, que no reflejaban el marcador real de la cancha.

Los casos fueron valorados por la Oficial de Audiencia Anticorrupción (AHO) independiente Jane Mulcahy. Las sanciones significan que los jueces ya no podrán oficiar en ningún evento de tenis de cualquier organismo rector internacional de tenis o asociación nacional por la duración de sus prohibiciones.

Fuentes: AFP y EFE