Obispo de Córdoba y juegos on line: “Me dio pena la superficialidad de nuestros legisladores”

Pedro Torres, obispo Auxiliar de la Arquidiócesis en su homilía advirtió sobre el juego on line tras su aprobación y la Pastoral de la provincia de Córdoba manifestóque es como «tener al casino en casa» en un contexto de pobreza y falta de empleo, profundizado con la pandemia.

La semana que pasó me dio pena la superficialidad de nuestros legisladores. Lo que hemos visto con la ley del juego (on line) va mucho allá. Creer que la ley es solo un instrumento para regular lo que hay es un pensamiento muy superficial», dijo, hacia el final de la homilía, el Obispo Auxiliar de Córdoba, Pedro Torres. El sacerdote dedicó el discurso de la misa del último domingo a expresarse en contra de la sanción de la ley que regula el juego on line en esa provincia. La Pastoral Social y de Adicciones advierte que es como «tener al casino en casa» en un contexto de pobreza y falta de empleo, profundizado con la pandemia.

«La ley tiene que ser un ordenamiento racional para el bien común, para el bien de toda la comunidad. Es un hacerse cargo de la salud integral del hombre. Es un promover las condiciones para que cada uno despliegue sus capacidades. Escuché las ponencias de los legisladores y uno pedía un curso de ética: ojalá lo haya. La ley no es para regular solo lo que hay, sino para vivir en sociedad, en comunidad, en familia desplegando las potencias de todos (…). Un legislador dijo que ‘el juego tiene que ser monopolio del Estado’. Del Estado tiene que ser monopolio la educación, la seguridad, pero nunca el delito. En una sociedad superficial no podemos ser felices», dijo Torres al cierre de la homilía.

Hace pocos días, el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti convirtió en ley un proyecto del PRO para sacar de la clandestinidad los juegos de azar en línea. Es un negocio millonario que fue criticado por la Iglesia y toda la oposición, desde dirigentes de Juntos por el Cambio hasta la izquierda. El gobernador Schiaretti, que no tiene reelección, empieza su armado nacional. Calculan que a las arcas provinciales ingresarán aproximadamente unos $ 30.000 millones anuales en concepto de canon e impuestos.

La Arquidiócesis de Córdoba se había expresado en contra antes del debate y posterior sanción de la ley en la legislatura a través de un comunicado. «La ley, se dice, tiene un efecto pedagógico; educa, establece límites, indica el camino de la legalidad para una mejor convivencia. Al respecto, nos preguntamos: ¿Con qué argumento ético les explicaremos a nuestros niños y jóvenes que es la misma ley provincial la que les habilita el acceso al mundo de las apuestas, de los juegos de azar que -todos sabemos- son tan perjudiciales y adictivos?», mencionan en la carta que hicieron pública.