Tragamonedas: Informe técnico determina imposible el cobro de un impuesto.

Así lo dictaminó un perito técnico en el expediente q tramita la Cámara de Bingos de la provincia de Buenos Aires en un juzgado contencioso.La tasa está fijada en la ley fiscal y la judiacialización hizo que aun no entrara en vigencia.

El perito observa que «la acreditación de premios no necesariamente se corresponde a una ganancia efectiva, la cual resulta cuando el jugador recibe su ticket al finalizar su sesión de juego (o sucesión de apuestas) por un importe en pesos mayor a lo ingresado en billete o tickets, es decir GANANCIA EFECTIVA=TICKET RECIBIDO- INGRESO DE BILLETE siendo TICKET RECIBIDO>INGRESO DE BILLETE. Caso contrario la lógica resultante del juego implica una pérdida para el jugador (o premio negativo) que puede ser total (TICKET=0 $) o parcial (TICKET>0 y INGRESADO>TICKET).

Por otro lado, pude ver que coinout es un registro contable de la máquina que no se muestra al jugador y expresa el conteo de créditos para una máquina independientemente de los jugadores que la hayan utilizado. Teniendo en cuenta la cantidad de veces por minuto que la secuencia anterior se repite, es muy poco probable que el apostador pueda comprender cómo se incrementa este contador y qué valor toma en cada jugada o acumulación de jugadas y menos aún poder percibir si un porcentaje aplicado

a esos créditos es correcto.

El total de las máquinas sin distinguir fabricante, plataforma y o juego trabajan con una distribución estadística que permite configurarse para asegurar un valor de devolución. La Ley provincial N° 13.063/03, tenida a la vista para este informe, en su artículo 2 hace uso de esta característica fijando en 85% el porcentaje mínimo que deben devolver al apostador en un ciclo de juego (definido en Resolución IPLyC 1941/15 Titulo II punto 4-1-4).

Para controlar que en la realidad se respeta este valor, se calcula esta devolución real o Porcentaje Teórico de Retorno (PTR) utilizandlos valores de (delta coinin/ delta coinout) donde delta coinin y delta coinout es la diferencia entre los valores de los contadores en dos momentos de tiempo de la máquina distintos. Por tanto, resulta imposible aplicar un porcentaje al coinout prescindiendo de cambiar los programas del juego ya que se estaría necesariamente modificando el comportamiento de la curva estadística del mismo, impidiendo encontrar una correlación entre el porcentaje de devolución teórica expresada en la configuración de máquina y la real calculada por los contadores de la máquina. Es decir, no se puede prescindir del proveedor, fabricante del juego y de los laboratorios de certificación para introducir algún cambio en este comportamiento.

Vista estas definiciones producto del resultado de ejecutar las pruebas de caja negra, se puede concluir que:

1) La modificación del software del juego no es posible realizarse, dado que no es un desarrollo local, sino que es una estrategia de puesta operativa de versiones de juegos a nivel mundial por distintos fabricantes con certificaciones de distintos laboratorios bajo estándares internacionales, y regulaciones provinciales.

2) Descontar créditos de los premios no resulta aplicable por lo indicado en el punto anterior 1). Acá se reitera lo observado de que obtener uno o varios premios en las instancias de juego, no necesariamente implican una ganancia efectiva para el jugador cuando termina su sesión de juego.

3) Realizar un descuento en cada instancia de juego resulta imposible además por la distorsión que generaría en la comparación de la devolución real versus el PTR de los juegos.

4) La esencia del mecanismo de juego no permite identificar el momento exacto de una ganancia efectiva del jugador. Resulta imposible estipular el momento en el que finaliza un ciclo de juego completo (sucesión de partidas) a fin de determinar si los créditos acumulados en el contador de coinout representan una ganancia efectiva para el jugador.

5) La evolución el contador de coinout puede ser analizada por máquina en un período de tiempo.»